miércoles, 30 de septiembre de 2009

Duda

Send o no send.

Desde que me perdiste (o desde que te perdí)

Escribo mejor
tengo menos miedo
leo más
me toco más
me río menos
detesto a las parejas palermitanas
me detesto un poco a mí misma también
duermo peor
estoy más flaca
más linda
más peluda
soy menos paciente
sé lo que no quiero
dejé de fumar
empecé a correr
tengo un humor matinal raro
casi no cocino
no veo, no escucho, no quiero.

martes, 29 de septiembre de 2009

Mira quién habla

Salgo a almorzar con mis compañeras de trabajo. Léase Mamá morton, Haiku y Pattiselma. Pattiselma tiene arriba de cuarenta pero parece de treinti. Está casada hace 17 años. Va a reaggeton tres veces por semana. Tiene dos hijos varones. Sanos. cultos. lindos. cariñosos. La odiamos porque siempre está feliz. Es lunes y diluvia, y ella es feliz. Tiene que trabajar un domingo, y ella es feliz. Cortan todas las calles del planeta y ella sonríe. Por eso cuando empieza a hablar y dice que está mal nos quedamos calladas.
Pattiselma: estoy mal. No saben lo que me pasó.
-qué? decimos las tres al unísono.
Pattiselma: descubrí a mi marido en una supuesta infidelidad.
Perla: supuesta o comprobada?
Pattiselma: bueno. Depende cómo se mire.
Haiku: cómo fue?
Pattiselma: estaba durmiendo. De repente, como a las dos de la mañana, abro un ojo y lo veo a mi marido mandando un mensaje de texto.
Perla: y?
Haiku: y?
Mamá morton: qué hiciste?
Pattiselma: nada
Haiku: nada?
Perla: está bien. así se hace. en el momento no se hace nada hasta que una no tenga evidencias. Yo tengo experiencia en esto, acuérdense.
Haiku: el pelo rubio en la bañera
Mamá Morton: la cartita en la billetera
Perla: che
Pattiselma: bueno, cuando se fue a bañar, revisé su teléfono.
Perla: y?
Haiku: y?
Mamá Morton: y?
Pattiselma: no había mensajes enviados ni recibidos
Perla: lo borró
Pattiselma: no sabe borrar. Se le borran automáticamente
Perla: creeme que sabe, todos saben, borrar.
Pattiselma: esto fue el viernes a la mañana. Cuando llegué a la casa, a la noche, lo encaré. Le pregunté si me estaba engañando. Le dije lo que había visto.
Perla: y qué alegó?
Pattiselma: que estaba loca, que nunca había mandado nada. Y yo me puse firme: es su palabra contra la mía.
Perla: típico, ellos nunca mandaron nada, ellos nunca fueron. Una vez le encontré a ya saben quien el teléfono de una actriz agendado con el nombre de una ex cuñada suya. pero eso no era lo peor: lo peor es que había una llamada recibida y otra hecha desde-su-teléfono y él juraba (todavía jura) que rechazó todos sus llamados y que nunca la había llamado.
Mamá Morton: pero en el teléfono del marido de Pattiselma no había evidencias...
Perla y Haiku: porque las borró!
Pattiselma: no había, es cierto. Pero puede ser que las haya borrado. qué se yo.
Mamá morton: paren. hay algo que estamos obviando. Pattiselma?
Pattiselma: pequeño detalle, sí. Hace cinco años, tuvimos una discusión con mi marido porque yo sospechaba de algo y él me dijo una frase que me quedó grabada: si yo alguna vez te cago vos no te vas a enterar.
Perla: durísimo.
Haiku: y en qué quedaron esa vez?
Pattiselma: en nada. discutimos un rato y ya.
Mamá morton: y ahora?
Pattiselma: me divorciaba. Porque yo me puedo bancar un affaire después de tantos años pero la mentira no. Me estaba mintiendo en la cara.
Mamá morton: pero no sabemos si te está mintiendo
Perla: cómo no sabemos?
Pattiselma: no sabemos. Llegué a la conclusión de que lo había soñado.
Haiku: pero estás segura?
Pattiselma: sí, porque anoche me pasó algo parecido.
Perla: y qué hacía tu marido?
Pattiselma: estaba al lado mío, completamente dormido.

lunes, 28 de septiembre de 2009

re (des) encuentro.

Voy a verte. Después de varios meses voy a verte. Y tengo miedo. Le tengo miedo a mi estómago. ¿a vos? No, a vos no. Vos no me das miedo. No se llama miedo esto que siento por vos. Además, yo no veo ningún cuco: el cuco lo ves vos y sos vos mismo. Vos sos tu cuco. Tu peor enemigo. Tu verdugo. Tu sombra. Tu peor presagio.
Estoy en el ascensor y tiemblo. Transpiro. Mi estómago me traiciona y se queja. planta baja. primer piso. segundo. tercero. cuarto. quinto. sexto. séptimo. octavo. noveno piso. ¿aguantaré no besarte? aguantarás vos? me verás linda? te gustaré? me desearás? y zas. te veo. ahí estás. Lindo, sereno, sonriente, contento pero con cara de triste. Hola. Tu voz monocorde, tu sonrisa, tu abrazo, tu perfume, tus lunares, tus canas nuevas. Mi estómago? calmo. Y mis manos? secas. mi corazón? rítmico. tu tun. tu tun. tu tun. tu tun. Quisiera estár deshaciéndome, pero no. Quisiera tener impulsos, pero no. quisiera creer que no aguantás no besarme, que me ves linda, que te gusto, que me deseas. Pero no.

Primera mañana

Y un día, sin saber cómo ni por qué, pude levantarme sin sentir que me faltabas.

domingo, 27 de septiembre de 2009

All we need is love

Anoche, con el mono y con Ale, divagamos, entre vinos y Prince, sobre el amor y sacamos algunas conclusiones:
-Basta de mambos. El amor tiene que ser fácil y si no, no tiene que ser. Derribemos el mito de que el amor es un trabajo: para trabajo tengo el mío de 14 a 22 (mono dixit)
-Hay que estar con una persona que nos quiera como nosotros queremos que nos quieran. Ale y el mono estuvieron de acuerdo pero yo no tanto. Suena un poco autoritario pedir "que nos quieran como a nosotros se nos antoja". Digo: que te quiera como pueda y ya, pero que te quiera y vos te sientas querida. Pero después me quedé pensando y les dí un poco la razón. En definitiva, cuando eso no sucede, sentis que el otro no te quiere. Y no mola na.
-El que te deja porque "tiene mambos existenciales" nunca regresa.
-Recibir amor es bastante más complicado de dar. Porque el que recibe, inevitablemente, se siente en un lugar inferior. Tal vez, en el de la deuda. Ahora: si el que recibe sabe recibir y recibe bien, ningún problema. No hay inferioridad, no hay deudas, todos contentos. Pero si el que recibe no sabe recibir, estamos en problemas. ¿no debería ser más sencillo recibir, más pasivo? Parece que no. Porque "el que recibe"tiene que creer en sí mismo para poder creerse lo que está recibiendo. De lo contrario, si vive autoflagelándose mentalmente por lo que hizo mal en el pasado o por lo que no hizo (o por lo que papá o mamá hicieron o no hicieron en el pasado), si de verdad no confía en su potencial y en su persona (y esta confianza nada tiene que ver con el ego), entonces siente que no es digno de recibir amor y todo el amor que les ofrecen, les queda grande. Nunca creen que se lo merecen. Y como se sienten no dignos de recibir ese amor, creen que en algún momento, la otra persona va a descubrir sus "incapacidades" o sus "limitaciones" y las va a rechazar. Para evitar el rechazo es mejor rechazar el amor.
-La culpa y el miedo hacen que una persona sea incapaz de querer.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Hoy

Es sábado y estamos de festejo y somos felices porque se nos da la gana.

viernes, 25 de septiembre de 2009

María Mercedes dixit

El problema es que vos tenías una despareja, Perla. No una pareja.

Rompeme todo menos el corazón

Simpatiquísima puedo ser, viste?
yo no navego pero te remo cualquier conversación.
ajá, ajá, ajá.
Un poco más de vino? sirven los hombres, sí, pero esta noche sirvo yo.
Mejor no hablemos de ex novios/as. Digamos que tuve un par de novios y ya.
Y no me importa que vos tengas novia y esté en kosovo estudiando chino mandarín. Ahora: si tenés un temita con la long distance relationship te puedo dar algunos tips de cómo te está cuerneando (igual que vos a ella, en este preciso momento) y hasta puedo vaticinar cómo se va a pudrir todo cuando regrese. Nada será lo que era, ella no será la misma que se fue. Creéme. Tengo experiencia en esto. te extraño, gordita, ya vuelvo. Ya vuelvo, gordita: ya vuelvo y te dejo, decía el subtitulado. En el sexo sin amor, no tengo taaannnntaaaa experiencia. Soy más bien asquerosita. Si tiene mucho pelo, no, si ronca, no, si me dice baby o derivados, ni hablar. Pero vos, vos me caés bien, me gustás. Me gustan tus rulos y que no tenés pelos. Y tus ojeras. Sobre todo tus ojeras. Decime: de qué lado dormís? a mí me da igual. Guarda que a veces hay un perro que se acuesta en el living. Lo vi una vez que me levanté a hacer pis. Guarda con mi platito que es de porcelana. Aunque si se rompe no importa. Vos te rompés? yo soy fragil. Te puedo preguntar algo? qué te acabo de decir? te dije lo de las ojeras? y lo del platito? Me estoy moviendo? No puede ser. Otra vez?

I believe

jueves, 24 de septiembre de 2009

el "no" es verdadero
inoportuno
separatista
irrefutable
malparido
y desolador

martes, 22 de septiembre de 2009

Un ángel inútil flechó y nos erró

y recién despierto sos un ángel
un ángel mudito y con alas plegadas
pero ángel al fin:
así de blanco, así de suave, así de ausente
aunque sin flecha

y dormido a veces te reís
y te reís igual que cuando estás despierto
seco, cortado y grave
y si yo me muevo vos decís: todo bien, gordita?
es casi lo más dulce que sabés decir.
y si hay un mosquito seguro que te pica sólo a vos.
y me despertás y pedís perdón y: todo bien, gordita?

y dormir con vos es la misma coreografía y es la paz y es la madriguera y es el ombligo y son los pies trabados y los empeines y es que se termina el día.
y dormidos cuando yo quiero despiertos
y despiertos cuando vos querés dormidos
y duele tanto, dormir con vos, que es hermoso

y yo me hago la dormida y te observo y vos te reís y te rascás y todo bien gordita? y no te das cuenta de que la flecha la tengo yo, en mi mano derecha, no te das cuenta de que, apenas te desvanecés, te acomodo, te pongo boca arriba para poder darte, para no errarle, para poder romperte, aunque sea dormido, por una vez, el corazón.

Y la primavera duró un día

Por supuesto que ya me respondió.
Por supuesto que dijo que sí.
Por supuesto que puso fecha y lugar.
Por supuesto que ya me arrepentí.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Así celebro la infeliz primavera (parte IV)

Hice una consulta popular en la oficina. ¿Lo mando o no lo mando? No lo mandes, Perla. Que tu moño es muy grande. Que vos no sos así. ¿así cómo? así de lanzada. ¿ah no? Mejor no lo mandes. Ok, lo mando. Y fue:

Hola XXXX

Decir hola es una buena manera de empezar un diálogo. Un hola es la primera rayita del comienzo de casi cualquier díalogo.

algo así como

-Hola XXXX
y vos: Hola Perla
y yo: bueno, te vi hace unos días en la revista y..sería muy osado de mi parte si te invitara a tomar algo? podría decir café, pero suena muy noventa.
y vos: vos sos la que tiene dos de miopía?
y yo: afirmativo

Por ahora, es ésto.
vos dirás

Cariños (otra manera cordial, ni muy cálida ni muy fría, de despedirse)
Perla.

infeliz primavera III

Ok: hoy tengo un día del orto.

infeliz primavera II

Me pone del orto también que no me regalen flores. Porque aunque todas digamos que no nos importa, que es un día comercial (como si la cámara de floristas dependiera únicamente de este día), todas esperamos un ramito. Aunque sea de pensamientos.

infeliz primavera

Se creen que los bosques de Palermo es el Central Park y me ponen del orto.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Como peras

"...y antes de dormirme, mientras le pasaba mi mano por su vientre, me encontré con el ombligo y le metí el dedo dentro para taparlo, para que no se me vaciase todo él por allí...todos, cuando nacemos, somos como peras..para que no se escurriese todo él como una media. Para que ninguna bruja mala me lo sorbiese por el ombligo y me dejase sin él..."
de Merce Rodoreda, La plaza del Diamante.

Parroquial de domingo

Oficialmente doy por levantada la veda.
Perla is back.

Curanderaporfavorcurame

Mamá: seguís vomitando?
Perla: no tanto.
Mamá: qué es no tanto?
Perla: una vez por semana, ponele.
Mamá: bueno, igual ya se te va a ir pasando
Perla: vos decís?
Mamá:...
Perla: qué hiciste, mamá?
Mamá: te lo estoy haciendo curar. Es como el empacho. Vas a ver.
Perla: vos me estás jodiendo? lo único que me falta es que me hagan brujerías
Mamá: callate, no son brujerías. Es una curandera. Cómo te crees que se cura la culebrilla?
Perla: pero mamá, yo no estoy enferma. No estoy empachada, no tengo culebrilla. Vomito de los nervios, de la angustia. Estoy angustiada no enferma.
Mamá: vos dejame a mí. Si hacés caca negra y dura, avisame. Tiene que salir, nena. Hay que desechar todo lo malo que tenes en el cuerpo.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Silencio.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Slogan

la vida ¿para qué?

Pregunta

¿El amor será soluble en aguarrás?

martes, 15 de septiembre de 2009

Momentos

Momento de aceptación
Momento de aceptación
Momento de aceptación
Momento de aceptación
Momento de aceptación
Momento de aceptación
Momento de aceptación
Momento de aceptación

Momento de resignación.

Ojeras

Estabas cansado porque el domingo navegaste. Y qué lindo día te tocó. ¿Habrás ganado? en las fotos se te ve concentrado. Serio. Sos serio, eh. Aunque me dijeron que más que serio sos tímido. Pero conmigo no seas tímido. Conmigo podes hablar de todo. Yo te escucho, te celebro los chistes, te hago el curso de optimist, de remo, de timonel, me subo a tu barco, me banco las olas, el viento, el sol, la tormenta, la tormenta perfecta, vuelan vacas y techos, y vos y yo juntos en el mar, y si se encalla, nos encallamos, y si se hunde, nos hundimos, y si preferís que te espere en la orilla, te espero en la orilla con un té, una sopa, o un whisky, con lo que más te guste. Cualquier cosa con tal de verte llegar así, cansado y con ojeras.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Que vuelva, que vuelva ya.

Misiva de abominable Oompa Oompa para el regreso de los zorrinos vivos.

Los restos de nuestro amor

Lo peor no es separarse. Lo peor es este después en el que te llegan mails de hoteles a los que alguna vez consultaste para pasar un fin de semana, con "imperdibles ofertas para vos y tu pareja"

y que al otro le lleguen multas por haber (mal) estacionado en la puerta de tu casa.

y encontrar, mientras buscabas un menú de delivery, cualquier mediodía, un lunes, ponele, la carta que le escribiste con tus deseos para comenzar el año.

y que quieras ir a comer a los lugares de siempre y que antes de estacionar des treinta vueltas con el auto para ver si encontrás el suyo.

y que te quieras comprar algo y te encuentres en el probador preguntándote si le gustará

y abrir tu cajón de ropa interior y darte cuenta de que seguís reservando ésas.

y que todo te aburra

y que la comida no tenga gusto a nada

Lo peor es este minuto a minuto interno que te recuerda que ya no está: ya no está, ya no está, ya no está.

Los restos de nuestro amor II

domingo, 13 de septiembre de 2009

Fiesta parte II

Es la fiesta de un amigo mexicano que se está yendo a vivir a Perú porque conoció a una peruana y se casan allá. Tiene una casa increíble en Palermo, hay chupi, vamos. Mi amiga Alejandra y yo, vamos. Hace mucho que no salimos juntas. La última vez fue hace como dos años, fuimos de bares y terminamos tan ebrias que dejamos el auto abierto. Ale es rosarina, divertida, excéntrica y guapísima. Llegamos. Nos recibe David, el dueño de casa. Subimos. Primer piso por escalera. Desembocamos en su living. Su living parece un living de escenografía, o mejor, un living de revista living. Moderno, amplio, con cortinas automáticas como la habitación de Cameron Díaz en El descanso.

Hay una barra de mármol que separa el living de la cocina. A medida que van llegando los invitados se ubican ahí. David es un buen anfitrión: nos sirve, nos da charla, nos presenta al resto de la mesa. Hay un mexicano, dueño de un tex mex de la zona, una francesa, un gringo y una pareja que parece ser argentina. Mi amiga y yo. Hablamos mitad en español, mitad en inglés. Todavía podemos conjugar. Im Perla. Im Alejandra. Todavía no es la una de la mañana.

Es como el cono del silencio. El que está hablando es el mexicano, el dueño del tex mex (que ahora que lo miro a la luz, tiene una mezcla de Fonteveccia con Carlitos Balá) y se está refiriendo a la lámpara que está colgando sobre la barra. Ale dice: no sé que es el cono del silencio. El mexicano me mira, busca complicidad en mí, y dispara: vos sí te debes acordar. Tengo 27, señor. No sé de qué me está hablando. Risas.

A mi izquierda, la pareja que parece ser argentina. A los pocos minutos me doy cuenta de que él no es de acá. Arriesgo mexicano. Error: colombiano. Estudiante de historia del arte. 22 años. Tiene un tatuaje en el antebrazo que dice, en itálica: I celebrate myself. Me cae bien, Federico. Hasta ahora me cae bien pero después, cuando pasen las horas y todos se desvanezcan, Federico me va a caer mucho más que bien. Federico es el único no vampiro de la fiesta.
Ella parece perturbada. Le pregunto si se siente bien y me dice sí, sólo que ahora estoy en Melmac. Buen lugar, respondo. La próxima vez que vayas, avisame. Melmac queda en la terraza, vamos cuando quieras. Ella se llama Mariana. Tiene el flequillo muy corto y muy irregular. Como cortado con los dientes. Una remera blanca, una pollera negra tiro alto con botones dorados (tal vez robados de un antiguo blazer de colegio) y medias bucaneras negras que no la favorecen demasiado pero que logran generar sensación entre los presentes. También en mí. Habla y dice que esta noche no quiere tener sexo. Que se vistió así para no tener sexo. No se nota, digo. Pero no hay vuelta que darle -sigue-. Cuando soy fácil, soy fácil. Ella habla, divaga desde Melmac, y Federico y yo, nos miramos.

Timbre. Llega Fred. Hola Fred. Hola Perla. Hola Alejandra. Hola Mariana. Hola Federico. Hola a todos. Fred es un buen candidato, dice Ale. Economista, gringo, un bocho el pibe. Tiene todas las minas. Vivió en españa y hace siete años que está en Buenos Aires. Fred se sienta con nosotros. Se integra a la charla. A los pocos minutos, Mariana se levanta y se va a la heladera a buscar algo. Yo me doy cuenta de que está nerviosa. Se toca el flequillo, se baja la pollera, revolea los ojos. Fuma sin parar. No entiendo. ¿Está nerviosa porque llegó este pibe? pero si tiene novio!

De repente, somos como veinte. Hay gente parada alrededor de la mesa. Alguien acaba de bajar las luces. Sigo hablando con Federico. Me dice que no, que Mariana es su amiga no su novia. Sonrío. No me gusta Federico, pero me siento cómoda hablando con él. Es interesante, atento y cuidadoso. Yo digo: es clave saber cuándo retirarse. Viste que hay un momento en el que todo se enrarece? Bueno, ahí es cuando hay que rajar.

No sé cómo pero hace diez minutos que estoy hablando con Fred. Fred blanquea. Habla de Mariana y pone cara de pícaro. Dice que es una mujer muy inteligente para sus 20 años. Que es intelectual y hermosa.

yo digo: te gusta, Mariana.

él dice: of course. I like her.

y yo: and she likes you.

y él: but she likes you.

Silencio.

yo: what?

él: im like an agent here. I know her. She is in love with you. She is not lesbian but she wants to have sex with you.

yo: and what about you?

él: me? ohh...just looking.

yo: you must be kidding.

él: you're pretty hot.
yo: ...
él: tequierechuparlaconcha

yo: mejor me voy a la terraza a tomar un poco de aire fresco.
Suena una música rara. Es electrónica. No comercial, digamos. Aburrida. Vuelvo de la terraza y encaro para la pista. Me encuentro con Federico, que mira la notebook con deseos de cambiar la música. Me acerco. Y si cambiamos esto? Federico se entusiasma: rápido porque se termina el tema. Este, digo. Y mágicamente, todos bailan. Mariana y Fred, también. Están al lado mío. De vez en cuando me rozan. Se mueven. Me rozan. Me miran. Curtimos con la mirada. Habrá sido lo que tomé en la terraza? No sé. Pero si esto es Melmac, pienso, me quiero quedar a vivir acá. Sigo pinchando. Pongo Blondie y Kiss. Hace calor. Transpiro. Transpiro mucho. Bailo con Fred y con Mariana. El único perfume que siento es el de su shampoo.
Me censuraron. Al dueño de casa no le gusta el rock. Vuelve la electrónica. La pista se detiene como si se hubiese cortado la luz. Tomamos agua. Cerveza. Champagne. Ya estoy pensando en irme. Es el momento: todo está enrarecido. En eso escucho: vamos arriba y ponemos los redondos? Antes de decir que sí y subir, antes de viajar a Melmac y yacer en el infierno mismo, pude ver cómo Federico aún me buscaba en la pista.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Fiesta

Y yo voy, te la remo, pongo cara de póker.
Me visto, me peino, me maquillo.
soy la más linda de la fiesta y la más sola.
vení, acercarte, hablame. Hablame que no te voy a escuchar nada.
Contame algo sorprendente, dale, esmerate, gesticulá, puteá, deci lo que quieras. Lo más disparatado que se te ocurra, total a mí no se me va a mover un puto pelo.
Llename la copa sí, decí refill para hacerlo más cool, te banco.
Y bailemos, si te pinta, bailemos. Agarrame de la cintura, sí, hacé el intento y fijate, tené cuidado, no te asustes si te encontras con mi mano. Ah ¿no te lo había dicho? perdón. se me debe haber pasado. Pero no, no me gusta que me agarren desconocidos. Mejor vos bailá allá que yo bailo acá.
No te moves tan mal pero igual te veo patético. Como un oso bobo en movimiento.
te estoy escuchando, que no estoy distraída. O sí. Un poco. Tal vez. Me repetirías por favor lo último que dijiste? y tu nombre cómo era?

Nos fuimos al pasto


El bienestar se construye, dicen.

Lijo. Pinto.
Lustro. Encero.
Leo.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Omnipotente yo?

Parecería que hay en vos algo de omnipotencia, Perla.

Vos no podes querer dar alegría. La alegría surge no se da.

El lapsus tuyo fue: yo siento que me sigo exigiendo.

-Yo quería decirle algo que lo dejara tranquilo.
-Y a vos Perla? qué cosa podes decirte a vos que te haga sentir bien?
Silencio.
-No puedo decirme nada, María Mercedes. No se me ocurre nada para decirme que me haga sentir mejor.

Qué raro todo.

Es así II

Ellos se quejan porque quieren encontrar una mujer que los quiera, que los cuide, que les sea fiel. Que los espere con la comida. Un día, la encuentran. Y la mujer, naturalmente, se enamora. Y los quiere, los cuida y es fiel. Los espera con la comida. Y ellos, naturalmente, no se enamoran. Y no la quieren, no la cuidan, la cagan con cualquiera, cualquier día, a las tres de la tarde. Son así: la cagan con cualquiera y después llegan a su casa con el pelo limpio y sin el menor asomo de culpa se acuestan con su novia, con la mujer que eligieron, la mujer que querían encontrar. Y un día, otro día, miran a su mujer y se dan cuenta de que en realidad tienen lo que siempre quisieron y no les gusta tanto. No la están pasando tan bien con la mujer de sus sueños. Y detestan todo lo que antes les gustaba. Que la comida, que la mesa, que el perro, que tu cara. Y se separan. Porque seguramente esa mujer ahora es insoportable o no tiene ganas de garchar. Y van y vienen y nunca cumplen con los dos años de contrato. No hay que creerles, no hay que enamorarse, no hay que quererlos, ni cuidarlos, ni ser fieles. No con ellos.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Es así

Las mujeres lloramos, adelgazamos, no podemos trabajar ni dormir. Los hombres brindan por sus separaciones. Hay que admitir que lo de los hombres suena bastante más inteligente.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Cómo superar los ataques de pánico

No sé en qué mailing estaré escrachada (me reconozco con otros problemas mentales pero por ahora, panico no) pero todas las tardes, sistemáticamente a las 17 hs, recibo este mail.

Técnicas sencillas y ejercicios efectivos para superar los ataques de pánico
un CD MULTIMEDIA que le brindara una guía sencilla para comprender su interior y superar los ataques de pánico mediante una aproximación equilibrada que se adapte a sus necesidades físicas y emocionales. Ideal para todas las personas que padecen alguno de sus síntomas así como a su entorno familiar.


Temas:

Cómo detectar un ataque de pánico. A lo que respondo: con sexo.
Técnicas para mejorar la respiración (sexo)
Técnicas de relajación (sexo)
Una dieta sana (sexo)
Como vencer el espasmo muscular crónico (sexo)
Como vencer las preocupaciones (sexo)
EjerciciosTécnicas para mejorar la autoestima (sexo)
Como controlar la ansiedad (mucho, pero mucho, sexo)

Si alguien necesita un cd instructivo no tiene más que solicitarlo. Voilà.

A bailar con Totoro!

Labor therapy


martes, 8 de septiembre de 2009

Cómo?

Con el culo pa'l norte, que va!

lunes, 7 de septiembre de 2009

Googleame.com

Acabo de descubrir las claves de búsqueda de Google que redireccionan a este humilde sitio. Especial atención para los items 2, 4, 5, 9 y 10.

1. Botas 2009 cowboy

2. Capeletinis
3. Cómo elaboro un portaretrato en perlas
4. Donantes de corazon
5. Infidelidad viajes
6. Locutorios cerca hospital clinic barcelona
7. Picado grueso
8. Tips de levante
9. Viajes con escort
10. Zorrino

Degas, muestra permanente de V. Loreto

Ayer colgué cuadritos y durante esa media hora fui feliz.

domingo, 6 de septiembre de 2009

No es incapacidad.
No es incapacidad.
No es incapacidad.
No es incapacidad.
No es incapacidad.
No es incapacidad.
No es incapacidad.
No es incapacidad.
Creeme.
mi amor.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Lo peor de Perla según Santi

Le pregunté a mi ex, así como quien canta, cuál es mi peor defecto. Respondió:

La virtud de una inteligencia desarrollada implica el costo de sufrir la incomprensión de los más normales.

Y agregó: nunca te marchites por la respuesta.

Nunca, prometí.

Ya

Basta.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Si no queres llorar, llorá.

Mercedes: ¿Por qué no lloras, Perla?
Perla: ...
Mercedes: trata de relajar el estómago
Perla: ¿respiro?
Mercedes: como te salga.
Perla: ...
Mercedes: ¿sabes lo que pasa? Tu dices que quieres estar bien. Pero la realidad es que no lo estás. Es como si quisieras ver otra historia. La historia en la que vos sos fuerte y podes. La angustia está en tu estómago y debería estar afuera.
Perla: ¿debería llorar?
Mercedes: deberías, sí. De tanto llorarlo, el dolor se desgasta. Es la única manera de atravesarlo.
Despiertos.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Parroquial

Gracias cerebro por dejarme en paz.
Brigado. Brigado. Brigado.

Totoro y yo

Anoche fuimos a la casa de la alegría. Nos prometieron felicidad por $5 y cumplieron. Una casa antigua repleta de esculturas, cuadros, lámparas estrambóticas y objetos de diseño. Te reciben Manuel y Dante con una sonrisa y una generosa carta que incluye picada para dos y un rico vinito.

Desde septiembre funciona allí el "Club de Cine Casa Alegría", con una programación apta para cinéfilos freaks o gente con problemas mentales como quien escribe. Este es el mes de Hayao Miyazaki.


Miércoles 2 - Mi vecino Totoro (1988)

Miércoles 9 - La Princesa Mononoke (1997)

Miércoles 16 - El viaje de Chihiro (2001)

Miércoles 23 - El increíble castillo vagabundo (2004)

Miércoles 30 - La tumba de las luciérnagas (Isao Takahata, 1988)


Funciones a las 20 hs. La entrada es de $5. Arismendi 2535 - Parque Chas. A una cuadra de Estación Los Incas, Subte B. Atención: no se acepta el ingreso con mascotas, plantas o minerales a la sala de proyección (en caso de haberlos acercado a su propiedad hay que dejarlos en el jazmín de la puerta). Si quieren ser felices, ya saben donde tienen que ir.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Humo

No creas lo que dicen. No les creas a ellos. Tampoco creas en vos. Cree en mí. Somos vos y yo. Y yo te digo que esto ya pasó. Veni. Acercate. No tengas miedo. Todo está bien. Nada malo puede pasarnos. Nada peor de lo que ya pasamos. Haceme caso. Vení: vos tirá de acá que yo tiro de allá. Elegí tus malezas y arrancalas. Yo arranco las mías. Vayamos de atrás para adelante. Despejemos el camino. Y cuando lleguemos al inicio hagamos una gran hoguera y veamos cómo se transforma en humo todo lo que nos hacía mal.

Fill in the blank

Señor paciente

Para una correcta derivación complete el siguiente formulario.

1. Motivos que lo han decidido a consultar a un psicoterapeuta

2. Objetivos terapéuticos acordados con su psicoterapeuta.

¿De verdad cree que puedo resumirlo en dos renglones? Empezamos mal, señora.

martes, 1 de septiembre de 2009

Hola señora psicoanalista

Antes que nada quiero decirle que no me caen nada bien los psicoanalistas. Aunque debo reconocer que es la segunda vez que recurro a una en menos de un año. El anterior se llamaba Hernán. Duré tres sesiones. Simpático era. Me caía bien, Hernán. Me llamo Perla, tengo 27 años y algunos problemas. Chiquitos, pero los tengo. Mi hermana mayor se casa. Mis amigas se casan. Tienen hijos y maridos. Tengo casi 60 multas por dejar el auto mal estacionado en la puerta de mi casa y lo sigo dejando en el mismo lugar. No dejo de escuchar el vals de Amelie. Me peleo con la vecina. Me peleo, posta. Tengo deseos asesinos. Sueños eróticos. Pesadillas. Somatizo. Me acabo de comprar un contorno de ojos. Quiero escribir y todos los textos me salen con un tonito de adolescente despechada que me sulfura. Voy a hacerme un tatoo y me atiende la primera novia de mi ex. Saco a pasear a mi perro, a la vuelta de mi casa, y me encuentro con la ex de mi ex. Tengo cada vez menos memoria. Menos gracia. Menos deseo. Ni me toco, señora. ¿entiende? Ni combinar la ropa sé, ya. Estamos en septiembre, hoy es primero de septiembre, y todavía no sé en qué lugar voy a pasar las fiestas. Nunca las paso acá. Va a decir que soy ansiosa y sí, tiene razón. Lo soy. Me aburro. Devuelvo lo que no puedo digerir. No puedo digerir nada, en realidad. Estoy re loca. No sé. Medíqueme. Intérneme. Haga algo. Mataría que pudiera hacer algo. Piense que con lo que le pago podría comprarme una remera de Rapsodia por semana.