jueves, 29 de diciembre de 2011

Elija su propia (des) ventura

Modo deseado:

Hola, sí, hija, cómo te fue?
estás contenta? te felicito
querés venir un día a comer a casa?
podemos hacer tu plato favorito.

modo no deseado:

hola, hija, comiste?
por qué no me llamaste?
por qué no venis a comer?
por qué? por qué? por qué?

miércoles, 21 de diciembre de 2011

cinco palabras

En diciembre ovula el año.

martes, 6 de diciembre de 2011

Vivimos en un mundo sin sorpresa. Ni siquiera conservamos aquella que alguna vez tuvimos cuando atendíamos el teléfono sin saber quién estaba llamando.

viernes, 2 de diciembre de 2011

jueves, 1 de diciembre de 2011

una catarsis cortita

Ultimamente me estoy ocupando de cosas intrascendentes. Al menos para mí.
Le importará algo a los dueños de las mega empresas para las que trabajo?
apuesto que no. Que lo único que les importa es lo que nos importa a todos: llegar a casa y que alguien te espere, con un rico plato y buena música. El único balance que nos importa que de positivo es (perdón por la cursilería) el de la vida. Lo demás, who cares?
no escribir, acá o en otros lados, es lo único que me duele.