martes, 15 de junio de 2010

Eran los fantasmas de tus miedos.
Anoche me despertaron sus voces.
y su respiración: no era la tuya ni la mía.
Nos miramos a los ojos.
nos reconocimos.
me preguntaron, burlones, si iba a intentar echarlos.
y yo no respondí.
no pude decir nada.
A veces no puedo con ellos.
Ni con vos.

1 comentario:

Victoria Viajera dijo...

¿Quién puede, Perla, con los fantasmas?